Sillines

  • Ordenar por:
  • Más filtros Menos filtros

251 resultados

A montar: El sillín perfecto para tu bicicleta y para ti

Se asombra que los cien años de historia de la bicicleta no han llevado a producir sillines de una sola forma perfecta. Sin embargo, el sillín de bicicleta es el más importante de los tres puntos de contacto del cuerpo con la bici: Dependiendo de tu postura, entre un sesenta y noventa por ciento de tu peso recae sobre él. Cada desnivel del terreno tiene un efecto directo sobre las nalgas y la espalda, por lo que un sillín inadecuado no sólo puede perjudicar a largo plazo, sino también provocar entumecimiento y problemas de espalda. Sin embargo, tu sillín no debe impedirte nada y aún menos doler. En cambio, el objetivo es estar sentado cómodo en la bicicleta y más precisamente en un sillín que se adapte a la ergonomía del uso previsto.


Sin embargo, no hay un sólo sillín para todo el mundo: El sillín que prefieras finalmente depende del uso que le darás, de la distancia entre los huesos isquiones y de tu sensación personal. Te damos informaciones sobre los diferentes tipos y fabricantes y te proponemos finalmente una gama gigante en nuestra tienda en línea para encontrar el buen sillín.


EL MEJOR SILLÍN PARA TU BICICLETA: EL ESTILO DE CONDUCCIÓN Y LA ACTITUD SON CRUCIALES

En general, se dice que un buen sillín de bicicleta se adapta a tu bicicleta, a tu peso y a tu estilo de conducción. Teniendo en cuenta la distancia entre los huesos del asiento, la buena forma, el acolchado y el material adecuados también mejoran la experiencia de conducción. ¿Es mucho? Primero basta con delimitar el estilo de conducción para orientarse:

  • • ¿Tiendes a recorrer distancias más cortas en la ciudad y utilizas la bicicleta en la vida cotidiana?
  • • ¿Eres un ciclista de carretera ambicioso que hace muchos kilómetros?
  • • ¿Te gusta ir en bicicleta de montaña tanto para hacer subidas como bajadas?
  • • ¿Te gusta dar paseos épicos en bicicleta?

En general se dice que, si sólo quieres ir de compras rápidamente o al supermercado más cercano, un sillín suave en el que puedas sentarte cómodamente como en un sillón de televisión va a ser perfecto. Sin embargo, si eres un ciclista deportivo y tienes recorridos más largos por delante, un sillín duro y estrecho es indispensable. Pues, con un sillín ancho corres menor riesgo de hundirte en él durante paseos largos. Como consecuencia, las zonas que están sometidas a mayor tensión dejan de tener un soporte adecuado y, en el peor de los casos, los nervios y vasos importantes quedan sin flujo de sangre suficiente debido a la presión en la zona perineal. Por lo tanto, cuanto más tiempo estés sentado en el sillín, más firme debería ser éste.

Además de tu estilo de conducción, tu bicicleta es el segundo factor que te ayuda a encontrar el sillín ideal para bicicleta, porque determina la postura que tomas en bici de un uso determinado. ¿Adoptas una posición...

  • • ... recta en una bicicleta urbana?
  • • ... de poco a moderadamente inclinada hacia adelante en la MTB, la bicicleta híbrida o la bicicleta fitness deportiva?
  • • ... deportiva y más estirada hacia delante como en una bicicleta de carretera, de gravel o de triatlón?

Estas cuestiones influyen el ángulo de inclinación de la pelvis y la espalda y por tanto en gran parte el punto exacto en el que la pelvis toca y se apoya en el sillín de la bicicleta. Es una referencia importante a la hora de comprar un sillín. Mientras que en una bicicleta de carretera o de triatlón adoptas una posición bien estirada y deportiva, la posición en una bicicleta de montaña suele ser un poco más erguida y en las bicicletas urbanas o de trekking más recta y cómoda. Se tiende a pasar mucho más tiempo en bicicletas diseñadas para un uso deportivo que en la típica bicicleta de ciudad con la que sólo se va al trabajo o a hacer compras.

La posición de sentado es sobre todo decisiva para la forma del sillín, ya que según la posición de sentado cambia la zona de apoyo de los huesos isquiones o los arcos del pubis. La forma del sillín generalmente sólo es perfecta para ti si tiene en cuenta tus características físicas. Por lo tanto, debes tener en cuenta la distancia individual de tu zona del isquión al elegir un modelo.


LA ANCHURA DE SILLÍN Y LA DISTANCIA DEL ISQUIÓN

Cuando se trata del punto de contacto entre la pelvis y el sillín de la bicicleta, los llamados isquiones son la palabra clave. Los huesos isquiones son dos crestas ilíacas a la derecha y a la izquierda abajo de la pelvis en que el cuerpo sentado se apoya. Y eso sin dolor, incluso con mucho estrés, porque las personas son especialmente insensibles a la presión en estos dos puntos. Por lo tanto, está bien si, al pedalear, el mencionado sesenta o noventa por ciento de tu peso descansa sobre estos huesos isquiones en vez del tejido sensible al dolor o los músculos que los rodean.
Los isquiones suelen distar entre diez y 15 centímetros entre sí. Además de la postura, esta distancia es la segunda clave muy personal para encontrar el sillín perfecto para tu bicicleta. Si la distancia entre los huesos isquiones está en la proporción adecuada con la anchura y la forma del sillín, se alivia la zona perineal y se evita el entumecimiento. Por ello, muchos fabricantes de sillines proponen sus sillines en diferentes tallas (por ejemplo, en S, M, L) o añaden "Max" al nombre, dando referencia a la distancia individual del hueso isquión.

Así se mide la distancia entre los huesos isquiones:

  1. 1. Siéntate recto y en el medio de un trozo de cartón ondulado. Pon los pies de puntillas para aumentar la presión sobre el cartón.
  2. 2. Rodea las hendiduras con un rotulador y marca un punto en el medio.
  3. 3. Ahora mide la distancia entre los dos puntos para determinar la distancia entre tus huesos isquiones. /li>


Allí hay que tener en cuenta que la presión va a ser desplazada desde los isquiones a las ramas del pubis cuando tomas una posición deportiva. Estas convergen en el arco púbico. Por lo tanto, en posiciones muy deportivas, las ramas y los huesos del pubis se alivia también. Esto sobre todo vale por las mujeres, ya que su arco púbico es más bajo y puede presionar la nariz del sillín. En general, se dice que: Cuanto más atlética sea la postura, más estrecho debe ser el sillín. Sin embargo, un sillín de bicicleta demasiado estrecho ejerce una tensión más hacia el interior del arco púbico, donde también se encuentran los nervios y los músculos. Por lo tanto, en caso de duda vale lo siguiente: Es mejor elegir un sillín de bicicleta algo más ancho que demasiado estrecho.

Además, las diferentes formas de sillín también pueden proporcionar alivio en algunas zonas o bien distribuir el peso. El alivio de la zona perineal se consigue a menudo con un hueco en el medio, un llamado canal de alivio o incluso una abertura de alivio. En última instancia, esto sirve para evitar la presión sobre los tejidos blandos y los órganos sensibles y para aumentar la comodidad. Sin embargo, estas zonas de descarga sólo cumplen su función si el sillín va perfectamente.


SILLÍN PARA HOMBRE Y MUJER: LA ERGONOMÍA DEL SILLÍN DE LA BICICLETA

Está claro que la morfología de los hombres se distingue de la de las mujeres. Sin embargo, con respecto a la pelvis, sólo se fija en el apoyo en el sillín para bicicleta y, por tanto otra vez la distancia entre los huesos isquiones. Dicha distancia de las mujeres es más grande que la de los hombres. Sin embargo, no se puede decir en general que todas las mujeres se sientan más cómodas en un sillín especialmente hecho para mujeres y que todos los hombres sólo están bien en un sillín para hombres.

A pesar de todo hay sillines especiales de bicicletas en forma de V por ejemplo para las mujeres que tienen la pelvis más ancha. Esta forma especial distribuye la carga del peso de manera más uniforme. El tapizado y la suspensión son otros aspectos del confort y a menudo juegan un papel importante para las clientas.

En cambio, los sillines para hombres suelen ser más bien estrechas. Esto se debe a que la distancia entre los huesos isquiones suele ser algo más estrecha en los hombres y el arco púbico no es tan bajo como el de las mujeres. Gracias a la forma adaptada a estos requisitos, la presión se reparte perfectamente y la zona perineal resulta aliviada.


SILLÍN DE CARRETERA: ¿EN QUÉ DEBO FIJARME?

Las bicicletas de carretera ROSE están equipadas por defecto con un sillín. Sin embargo, no sabrás inmediatamente en la primera salida si te convendrá. Seguramente necesitas poco tiempo para acostumbrarte y llegar a saber si el sillín para bicicleta de carretera va a ser el bueno para ti. El sillín adecuado es especialmente importante para el ciclismo de carretera, ya que la carga principal no recae en las tuberosidades isquiáticas, sino en el pubis, debido a la posición de conducción deportiva y estirada. Un sillín de bicicleta de carretera debe ser ante todo más bien ligero, estrecho y bastante duro. Después de salidas más largas, notarás que un sillín demasiado blando no reduce automáticamente el dolor ni proporciona más comodidad. Los sillines de carretera suelen tener incluso poco o ningún acolchado. Los sillines blandos pueden incluso provocar más roces. Un aspecto igualmente importante es que un sillín duro da una superficie de contacto más pequeña a las nalgas y, por tanto, se garantiza una circulación sanguínea óptima en los lomos, lo que no deja de ser importante sobre todo para los ciclistas masculinos. La gama ROSE te reserva sillines de bicicleta de carretera de las marcas ROSE, ERGON, Brooks, Selle Italia, Terry, ISM, fi'zi:k, Profile, Repente y WTB.


SILLÍN DE MTB: ¿EN QUÉ DEBO FIJARME?

Dado que en una MTB, tomas una posición deportiva pero no tan estirada como en una bicicleta de carretera, también se recomienda sillines estrechos y largos. La superficie del asiento en la zona trasera puede ser ligeramente más ancha que la de los sillines típicos para bicicletas de carretera. Cuando se trata de sillines para bicicleta de montaña, no sólo la comodidad juega un papel importante, sino también la libertad de movimiento, puesto que un sillín demasiado grande podría interferir con los movimientos durante saltos o maniobras de conducción audaces en terrenos escarpados.


ALINEACIÓN DEL SILLÍN DE LA BICICLETA: ¿EN QUÉ DEBO FIJARME?

El mejor sillín sólo cumple su función si está correctamente montado y alineado. En primer lugar, la nariz del sillín debe estar alineada con el tubo horizontal. Además, hay que colocar la silla de montar horizontalmente al principio para encontrar el ángulo individual del sillín desde este punto. Por si la nariz del sillín se inclina demasiado hacia abajo, la presión va a ser más grande en las manos y la persona se arriesga de resbalarse hacia delante del sillín. Si la nariz de la silla de montar se inclina demasiado hacia arriba, aumenta la presión sobre la zona genital, lo que puede provocar dolor o entumecimiento. Por lo tanto, hay que acercarse poco a poco de unos pocos milímetros a la posición adecuada y probar cada pequeño cambio durante un tiempo suficiente.